Cómo responder ante una fractura, luxación o esguince

Cuando viajamos por vacaciones no solo queremos ser espectadores sino también protagonistas de nuestro destino de viajes. Participamos de excursiones, caminamos por rutas rurales, paseamos en bicicleta o nos divertimos en la playa y, llegamos a olvidarnos completamente de nuestra rutina. Las vacaciones son un éxito total. Sin embargo la falta de costumbre por el ejercicio puede conllevarnos a sufrir algunos accidentes como fractura, luxación o esguince tanto en las extremidades inferiores como superiores. Saber cómo responder ante estos accidentes es de suma importancia sobre todo cuando se está alejado de la zona urbana de nuestro destino.

Qué hacer en caso de una fractura

Una fractura significa la rotura total o parcial de un hueso y puede ser cerrada o abierta, en la última el hueso roto produce una herida abierta en la piel y sale por esta. Usted debe procurar de mantener la fractura en una posición fija para que evitar que se siga lastimando. Si se trata de una fractura abierta no trate de acomodarlo sino cúbralo e inmovilice. Ahora si hay hemorragia por la herida haga unos torniquetes para controlarla.

Para poder inmovilizar mejor la zona afectada ayúdese de tablas y pedazos de tela. Si se trata del brazo sosténgalo con un trapo en forma triangular amarrado al cuello. En el caso del hombro proceda igualmente y use otro trapo envolviéndolo alrededor del tórax. En el caso de la pierna, coloque una tabla a cada lado de la pierna desde las cadera sujetándola con cintas, si no encuentra una tabla use ramas que sean lo más restas posibles. En caso que la fractura sea en la cadera o columna se debe improvisar una camilla dura y con la ayuda de otras personas subir al lesionado con sumo cuidado. Luego hay que fijar todo el cuerpo a la camilla para que no se mueva. Finalmente hay que trasladar al accidentado al médico o centro de salud afiliado al plan de seguro de viajes.

Qué hacer en caso de una luxación

Cuando ocurre una luxación producto de una caída, un jalón o movimiento rusco, un hueso se sale de su articulación. Por lo general afecta a los pies, codos u hombros. Y usted puede darse cuenta cuando la zona luxada presenta deformidad, hinchazón y dolor intenso al querer mover la zona. Lo que no debe hacer es tratar de reponer en su lugar al miembro afectado. Pero si debe inmovilizar la articulación de la misma manera que si fuera una fractura y se debe trasladar con cuidado al accidentado para no causarle más dolor.

Qué hacer en caso de un esguince

La diferencia entre una luxación y un esguince es que en la última la articulación afectada vuelve a su posición normal, pero pueden verse afectados los ligamentos. Igualmente presenta dolor intenso acompañado por hinchazón y enrojecimiento. Se debe mantener la extremidad en alto y en reposo. Además se debe aplicar hielo envuelto en una tela sobre la zona afectada y por intervalos de tiempo. Debe trasladar al accidentado al centro médico afiliado para hacer las pruebas correspondientes y determinar si es necesario colocar una férula o escayola.

Estos accidentes nunca son esperados sobre todo cuando se está de vacaciones. Contar con un seguro de viajes es importante pero más aun es saber cómo proceder mientras llega el auxilio médico pues será de gran utilidad para una pronta mejoría.