Consejos para evitar un accidente automovilístico

Cuando viajamos a otro país por razones de trabajo o turismo se suele alquilar un coche para desplazarnos a nuestro propio ritmo. Sin embargo, nuestro destino puede tener sus propias reglas de transito, incluyendo límites y medición de velocidad distintos al nuestro. Para tener un viaje seguro es importante saber cómo actuar en esos casos y así evitar un accidente automovilístico.

Milla por hora

Al viajas a países como los Estados Unidos, Gran Bretaña, México y Canadá pueda que le parezca confuso el uso de millas por horas en los autos. Incluso puede ser peligroso la primera vez que no lo perciba.

Por ejemplo, si usted acelera guiándose del marcador de millas por hora a 60 pensando que irá a una velocidad de 60 kilómetros por hora, en realidad alcanzará realmente cerca de 100 kilómetros por hora. Lo cual puede ser peligroso, más aún si está en una carretera urbana.

Primeramente debe observar el tablero del auto que alquilará. Cerciórese que también tenga escala en kilómetros por hora (usualmente estará en números pequeños). De no tenerlo y no haber auto disponible con escala en kilómetros por hora, solo nos queda guiarnos de las señales de tránsito y convertir la escala. Multiplicando por 1,6 usted podrá saber a cuantos kilómetros por hora está acelerando.

La velocidad y los accidentes

Querer llegar rápidamente a un destino determinado no es excusa para aumentar la velocidad al máximo posible y exponerse a lastimosos accidentes. Mientras más velocidad se emplee, mayores serán las probabilidades de graves heridas o muerte si se produce un accidente.

Por otra parte cuando viaje en autopistas no se fie de las velocidades máximas que sugieren las señales de tránsito vehicular. Debido a que no se garantiza una buena condición de pistas en todo el trayecto, la velocidad máxima y prudente a utilizar en la práctica es menor al estipulado. Es recomendable que se informe sobre los límites de velocidad por país antes de realizar su viaje.

De hecho, usted contará con el seguro de viajes y el seguro que habrá adquirido por el alquiler del coche como respaldo por si sucede algún accidente o problema, pero es mejor evitarlo entendiendo el sistema de transito del país de destino.