Cuando sus hijos estudian en el extranjero, déles seguridad

Enviar a sus hijos a estudiar en el extranjero no es fácil de asimilar, tanto para los padres como para los hijos. Si bien es cierto las ventajas son muchas, usted debe considerar todos los pormenores con anticipación. El esfuerzo que ustedes han hecho será recompensado por ver como sus hijos comienzan a desenvolverse por ellos mismos, y maduran durante su adolescencia para convertirse en personas productivas, con valores y una mentalidad distinta, adquiridas en la universidad y en un entorno distinto a su país de origen.

Muchas veces el alejamiento de sus hijos es por unas semanas, pero muchas otras debe ser por periodos largos de meses. Es necesario prepararse con anticipación. Lo que debe considerar después que su hijo o hija ha sido calificado para una universidad son ciertos preparativos. Entre ellos está la búsqueda de alojamiento y la pensión alimenticia, tramites de pasaporte y visa. Usted podrá armar un presupuesto que contemple todos los gatos previstos y los que no se prevén. Sin embargo dentro de los gastos, que usted no sabe exactamente cuando serán, está el tema de la salud y la seguridad.

Vivir en el extranjero, es una experiencia grandiosa, acompañada por los estudios realizados y el contacto con una nueva cultura. Pero al igual que en su país de origen, existen problemas y riesgos cotidianos. Por lo que debe tener los mismos cuidados con sus hijos como que si siguieran viviendo en su país.

En temas de salud ellos también pudieran enfermarse o sufrir algún accidente, como caídas o heridas o, incluso situaciones mucho más graves. Estas situaciones no se prevén y poderles garantizar que recibirán la ayuda oportuna cuando lo necesite es una prioridad por hacer. Lo cual lo conseguirá con un seguro medico de buena cobertura durante el tiempo que estén fuera de su país. Incluso tenga en cuenta que dependiendo donde sus hijos estudien, se les requerirá tener un seguro medico por separado (aparte del que comprenda el programa de estudios).

Mediante un seguro de viajes de calidad, para sus hijos estudiando en el extranjero, usted podrá complementar su tranquilidad viéndolos crecer desde lejos.