El sol de nuestro destino de vacaciones – Cuidados de la piel

Al viajar alrededor del mundo le esperan innumerables lugares llenos de encanto tales como playas paradisiacas, valles frondosos, sitios arqueológicos y las rutas en el interior que le conectarán con lo más profundo de su destino de viajes. Vaya donde vaya, contar con mucho sol es augurio de un maravilloso día de vacaciones y relajamiento. Pero también, un sol esplendido puede provocarle daños en la piel si no toma los cuidados necesarios.

El sol y la piel

El sol es fuente esencial de vida, nos brinda calor, luz, promueve la formación de vitamina D, etc.; pero la exposición prolongada es perjudicial para la piel debido a radiación ultravioleta. Dependiendo del tiempo de exposición y de la intensidad solar se puede experimentar desde pigmentación (bronceado), quemaduras solares, envejecimiento de la piel (cuando la exposición es repetida o constante); y otros problemas más serios como eritema, dermatosis, y problemas cancerígenos.

Todos estos problemas no deben ser pasados por alto sobre todo en destinos como África, países tropicales, y ciertas regiones de Europa, sobre todo en verano.

Medidas de precaución para protegerse del sol

Cuando el pronóstico sea de buen sol, lo ideal es vestir adecuadamente, usando prendas que le cubran los brazos y piernas, una gorra o sombrero y gafas de sol. En el caso de la playa es inevitable despojarse de ciertas prendas. Entonces, es obligatorio el uso de protectores solares de amplio espectro que puedan filtrar las radiaciones ultravioletas A y B, aplicándose sobre todas las partes que queden al descubierto (no solamente sobre el rostro y las manos).

Si va a realizar actividades al aire libre planifíquelas de tal manera que su exposición no sea muy extensa, protegiendo sobre todo a los niños y manteniendo a los bebes en las sombra.

Recuerde que cada destino de viajes tiene su propio clima, muchas veces, muy diferente al de su país de origen y, protegerse del sol es primordial para su salud. Antes de viajar infórmese bien para poder llevar ropa adecuada, y dotarse de suficiente filtro solar de su confianza para toda su estadía.