Seguro de viaje: ¿las embarazadas lo necesitan?

Un seguro de viaje cubrirá cualquier emergencia de la mujer embarazada

Las mujeres embarazadas se encuentran en una posición bastante delicada al momento de viajar. En esta etapa de sus vidas, ellas y su hijo se encuentran en una posición bastante vulnerable, por lo que parece necesario tomar las medidas necesarias durante un viaje para evitar inconvenientes.

Cuando las personas viajan solo piensan en las vacaciones placenteras que tendrán, pero suelen perder de vista los riesgos propios a los viajes, sobre todo de los internacionales. Los accidentes pueden ocurrir en cualquier parte y, si usted viaja a un país con costos de salud muy altos como Estados Unidos o Canadá, lo más recomendable es contratar un seguro de viaje que cubra alguna emergencia que se presente.

¿Qué complicaciones del embarazo cubren los seguros de viaje?

En esta etapa algunas complicaciones pueden afectar el embarazo y requerir una atención médica inmediata, como un embarazo ectópico o un aborto espontáneo. Estos problemas se presentan sin aviso, por lo que la atención de emergencia es necesaria para resguardar la vida de la mujer.

Un seguro de viaje que cubra complicaciones del embarazo puede resultar bastante útil en esta situación. De esta manera, la embarazada podrá recibir la asistencia necesaria sin que su vida esté en riesgo. Además, la póliza de seguro le evitará incurrir en deudas onerosas para pagar los gastos médicos.

Limitaciones de los seguros de viaje

Estos seguros cubren diferentes tipos de eventos, además de las emergencias durante la gestación. Puede cubrir emergencias médicas de otra índole, interrupciones del viaje, muerte o incluso emergencia dental.

Los seguros de viaje no cubrirán a la mujer durante las 40 semanas de embarazo. Sin embargo, lo común es que cubran del primer al segundo trimestre de la gestación. Las pólizas de la Serie Atlas cubren únicamente las complicaciones que pueda sufrir en la gestación durante las primeras 26 semanas. Con esta póliza usted podrá viajar tranquila durante más de la primera mitad de su embarazo, pero cualquier suceso más allá de este periodo, incluido también una complicación de la gestación o el nacimiento del bebé, queda excluido de la cobertura.