Un mundo menos seguro o la falta de previsión

Efectos del terremoto 9 grados y tsunami en Japón – marzo 2011

Los distintos eventos que se han venido desarrollando con el transcurso del presente año 2011 nos hacen reflexionar si es que estamos viviendo en un mundo menos seguro cada día. Si bien es cierto que para cada situación de riesgo existen diversas empresas de seguros, como viaje asegurado en lo que respecta a seguros de viajes, al parecer también está faltando un poco de previsión de parte de todos.

Acontecimientos que generan inseguridad y riesgo

Acontecimientos como los desastres naturales que han ocurrido en distintas zonas del planeta nos quitan unos segundos de nuestro tiempo para analizar profundamente los peligros a los que estamos expuestos. Entre estos destacan principalmente los terremotos y tsunamis. Y rápidamente pensamos en aquellos que han superado los 7 grados en la escala de Richter. Por mencionar algunos tenemos:

  • 01 de enero, 7 grados, norte de Argentina.
  • 02 de enero, 7,2 grados, sur de  Chile.
  • 18 de enero, 7,2 grados, Suroeste de Pakistán.
  • 22 de febrero, 6,3 grados, Sur de Nueva Zelanda.
  • 09 de marzo, 7,3 grados, Costa nororiental de Japón.
  • 11 de marzo, 9 grados, noroeste de Japón.
  • 07 de abril, 7,1 grados, noroeste de Japón.
  • 24 de junio, 7,2 grados, Islas de Alaska EEUU.
  • 24 de agosto, 7 grados, norte de la selva de Perú.
  • 19 de septiembre, 6,8 grados, noroeste de India-Nepal-Bangladés.
  • 21 de octubre, 7,4 grados, Islas Kermadec – Nueva Zelanda.
  • 23 de octubre, 7,1 grados, Turquía.

A esa lista de acontecimientos también se suman los declives económicos europeos, del dólar, sector inmobiliario, desempleo y todo tipo de accidente (aéreos y automovilísticos, etc.).

Prevención como parte de la solución

Las diversas formas de prevención que adoptemos en nuestras vidas tanto en el hogar, en el trabajo y en toda situación social pueden ayudarnos a sufrir en menor proporción el impacto de muchas de las situaciones anteriormente mencionadas. Por el contrario mantenernos a salvo de los riesgos no siempre dependerán directamente de las medidas que adoptemos. Los miedos en los grandes mercados internacionales pueden repercutir en las economías más pequeñas y afectarnos sin que podamos evitarlo.

Existen muchas situaciones cotidianas en las que analizando un poco y tomando pequeñas medidas de prevención nos ahorraran lastimosas situaciones incluso nos pueden salvar la vida. Sin embargo, como diría un refrán “El hombre precavido vale por dos”, una doble prevención valdrá mucho más sobretodo cuando viajamos lejos de casa. Y ahí encajan los seguros de viaje. Ante una economía muy cambiante y los efectos de la naturaleza usted debe estar preparado por su bienestar y el de sus seres queridos.